En un acto considerado altamente humanitario, el alcalde Dr. Mario Dávila Delgado, se enteró de que un tracto camión con cerca de 150 migrantes fue abandonado, en la ampliación del bulevar Lázaro Cárdenas, cerca del Libramiento Carlos Salinas de Gortari, donde algunos de los migrantes presentaban serios problemas de salud, desplazándose el alcalde, de inmediato al lugar para prestar los primeros auxilios.

Al llegar al lugar, donde también estaban miembros del Ejército, la Guardia Nacional y el Servicio de Inmigración, el alcalde se encontró con un panorama desolador, pues varias eran las personas que presentaban un alto grado de deshidratación, y otros más problemas de asfixia, mismos que el alcalde comenzó a revisar para determinar la gravedad de su estado de salud. 

Entre los migrantes venía una mujer de aproximadamente 25 años, en estado de gestación, cuya vida estaba en riesgo debido al alto grado de asfixia que presentaba, debido causado por el encierro y el alto número de personas hacinadas en la caja del tráiler, ante el crítico estado de salud, el alcalde de inmediato le prestó los primeros auxilios, logrando reanimarla, para luego ser trasladada al Seguro Social, junto con otras tres personas.

Durante la conferencia de prensa, el alcalde informó que son 37 personas las que están resguardadas en el Instituto Nacional de Migración, cuatro personas más están en el IMSS, entre ellos una mujer grave, 16 más fueron hospitalizados en el Hospital Amparo Pape, trece son mujeres y tres hombres, entre ellos una niña menor de edad y un jovencito de 16 años.

El alcalde Mario Dávila, lamentó que estén sucediendo este tipo de situaciones donde se pone en riesgo la vida de seres humanos que solo buscan una mejor calidad de vida, indicó que las autoridades correspondientes ya están haciendo las investigaciones pertinentes para dar con los responsables.