Con el resguardo de 12 personas en el albergue provisional de la Central de Bomberos, 28 viviendas a las que se aplicó hule, y la entrega de cobijas y ropa invernal, es el reporte del operativo que se llevó a cabo para proteger a los habitantes de las colonias de la periferia, de las bajas temperaturas que llegaron con el frente frio número 28.

El comandante de Bomberos Julio Ríos Cortés, dijo que desde el primer momento en que inicio el descenso de la temperatura, los elementos de Protección Civil y Bomberos, se trasladaron a las colonias de la periferia para apoyar y proteger a las familias vulnerables, que en su mayoría tienen niños pequeños o adultos mayores, que son los más propensos a sufrir enfermedades respiratorias.

Señaló que la preocupación del alcalde, Dr. Mario Dávila Delgado, es que se tomen las medidas necesarias para proteger a estas familias, y evitar que el aire frio o la posibilidad de lluvias puedan ser causa de alguna enfermedad, que pudiera resultar de gravedad.

Por otra parte, el jefe de bomberos dijo que se redujo el riesgo de congelamiento en los puentes, porque no se registraron lluvias y la temperatura comenzará a mejorar a partir de este sábado, (ayer viernes se consideró el día más frío del frente frio numero 28).

Sin embargo, hizo algunas recomendaciones a los ciudadanos, para que las apliquen mientras prevalezcan las bajas temperaturas, entre ellas, abrigarse bien, permanecer en sus hogares si no tienen a que salir, evitar introducir brazas a sus viviendas, y tener cuidado con los calentadores de gas.