Como parte de las actividades del Museo Coahuila y Texas, se instaló una mesa permanente de intercambio de libros en la entrada del recinto, esto con el fin de que la ciudadanía tenga opciones de lectura sin necesidad de gastar dinero, así lo indicó Rolando Valle Farías, director de Arte y Cultura de Monclova.

La dinámica de este proyecto consiste en que el usuario tome un libro del acervo disponible y en su lugar deje otro, esto con el fin de que haya una circulación del contenido y la mesa en todo momento ofrezca títulos distintos.

La única petición que se les hace a los usuarios es que los libros estén en buen estado, que no sean útiles escolares, enciclopedias o libros religiosos. Se aceptan en cambio novelas, poemarios, libros de cuento y dramaturgia.