Con la participación de más de 600 personas, ayer se llevó a cabo el simulacro en cinco dependencias federales, donde participaron, Protección Civil, Bomberos e integrantes del CLAM; el resultado fue excelente, en menos de dos minutos, clientes y empleados, ya estaban en los puntos de reunión establecidos, para salvaguardar la integridad de los trabajadores y clientes.

El comandante de Bomberos, Julio Ríos Cortez, dijo que fueron cinco puntos donde se llevaron a cabo los simulacros de forma simultánea, los puntos se ubicaron en la empresa Quaility Tube, en las oficinas centrales de SAT, la oficina general de la CFE, la oficina de distribución de PEMEX y la guardería del IMSS.

El objetivo de las acciones de auxilio, a través de estos simulacros, es analizar la actuación de los elementos, pero fundamentalmente los tiempos de respuesta de las unidades de emergencia para la atención de eventos, como son los incendios, de los que dijo en esta ciudad no estamos exentos debido a las altas temperaturas.

“En nuestra ciudad el riesgo se presenta por las temperaturas que están por encima de los 40 grados, que obligan a utilizar los climas, situación que demanda un alto consumo de energía, demanda de electricidad que podría provocar una sobrecarga, sobreviniendo el incendio, y esto puede ocurrir en cualquiera de las oficinas o comercios de la ciudad”, dijo el jefe de Bomberos.

Por otra parte, dijo que en la empresa Quality Tube, la hipótesis fue un incendio generado en un área de almacenamiento de residuos peligrosos, en este caso, como en el resto de los cuatro puntos donde se llevaron a cabo los simulacros, los trabajadores y visitantes fueron muy participativos, actitud que se considera importante porque se debe dar la importancia que tienen estas prácticas, debido a que, de ello, depende en buena medida poner a salvo la integridad de los trabajadores y clientes.