Tras permanecer el indicie de contagios a la baja, el alcalde Alfredo Paredes López, informó que iniciaran con el desmantelamiento del equipamiento que estuvo asignado en el Centro de Recuperación Covid, que ocupó por varios meses los domos que están en las inmediaciones, del hospital de zona número siete.

Las camas y otros equipos serán reasignados a otros centros de salud, así como a los cerca de 80 trabajadores, entre médicos, personal de enfermería, administrativo e intendencia entre otros, que prestaron sus servicios de forma permanente, también será reubicados en otras instituciones de salud.

Durante el tiempo que los domos funcionaron como Centro de Rehabilitación Covid, que de acuerdo a las estadísticas, ingresaron 112 personas, 65 de estos fueron hombres y 47 mujeres; 96 fueron dados de alta de manera normal, 11 pacientes más fueron redirigidos a la Clínica siete, por presentar alguna complicación, y cinco más, solicitaron su alta de manera voluntaria.

Paredes López, dijo que una vez que los equipos sean retirados de los domos, las instalaciones quedaran al servicio de la comunidad, muestra de ello, es la “Mega jornada de Prevención a la Salud”, que se llevará a cabo los días 25, 26 y 27 de junio, donde se atenderán acciones de prevención en casos de diabetes, colesterol e hipertensión, entre otras afecciones.

El munícipe comentó que junto con el Gobierno del Estado, ya habían contemplado el cierre del Centro de Recuperación, pero estaban observando el comportamiento de la pandemia en los últimos dos meses, una vez que la pandemia se ha mantenido bajo control en cierta medida, se dio luz verde a su desmantelamiento, mientras que las instalaciones de los domos, serán habilitadas, para llevar a cabo diferentes actividades.