Una respuesta con mucha responsabilidad, es la que se obtuvo de los monclovenses, durante el 10 de mayo, día en que los panteones municipales permanecieron cerrados, como una medida de prevención para evitar contagios, informó el alcalde, Agustín Ramos Pérez.

Por experiencia, dijo que este día en años anteriores se han llegado a congregarse hasta 35 mil personas, una cifra difícil de controlar, por ello se decidió que las visitas a los camposantos podría ser una semana antes y otra después, en relación al 10 de mayo, lo que la gente aceptó de buena manera.

En ese sentido, dijo que varias veces hizo visitas de supervisión a los panteones para verificar que todo estuviera en orden, y el reporte fue que no se presentó ninguna novedad, que interrumpiera la tranquilidad de los camposantos, incluso los días anteriores, la afluencia de los visitantes que acudieron a visitar a sus seres queridos ya finados, fue baja.

Este resultado, dijo el jefe de la comuna, da la tranquilidad de que los contagios se mantengan casi en el punto cero, pues los ciudadanos no han bajado la guardia y eso es importante, para mantener los hospitales con el menor número de personas hospitalizadas a consecuencia del Covid.

Por otra parte, dijo esperar que los casos positivos a causa de los festejos del 10 de mayo sean mínimos, si los hay, porque ahora las condiciones son distintas, la mayoría de los adultos mayores, en este caso las mujeres madres de familia, ya cuentan con la vacuna y además continúan, aplicando los protocolos de prevención, mientras el cuerpo termina el proceso para quedar inmunizadas.