La pandemia del Covid incrementó el número de casos positivos en la región, por lo que será necesario retomar y ser más estrictos en las medidas que se deben aplicar para evitar la movilidad, esto se dio a conocer ayer durante la reunión de evaluación que se llevó a cabo en las instalaciones del 105 Batallón de Infantería, donde se dio a conocer que la primer semana de enero se registraron 242 casos positivos de 423 pruebas, lo que representa un 57.21 de positividad.

Ane este incrementó se tomó el acuerdo de retomar la vigilancia y hacer valer las restricciones para fiestas privadas, que es principal motivo del alza en la curva de contagios, así como el relajamiento en que cayó la ciudadanía. Al dejar de lado las medidas preventivas.

Durante la reunión que presidió el represente del Gobierno del Estado Fernando Gutiérrez y el alcalde de Monclova, Alfredo Paredes López, se tomó la decisión de endurecer las medidas y lineamientos establecidos por el subcomité de salud de la región Centro Desierto, y entre esas medidas se tomó la determinación de que los antros permanecerán cerrados por un periodo de 15 días, la reducción de una hora en el horario de operación de los negocios que operan en el paseo Monclova y en los comercios del centro de la ciudad, mientras que los restaurantes solo estarán abiertos hasta las 12:00 de la noche.

En lo que se refiere a las fayucas y pulgas, se dio a conocer que se llevará a cabo una vigilancia más estricta donde se vigilará que cumplan con los protocolos dictados por el subcomité de salud,  como son cumplir con el aforo establecido a cada uno de los puntos donde se desarrolla esta actividad, que haya la distancia establecida entre puesto y puesto, además que comerciantes y clientes usen el cubrebocas además del resto de las medidas como la sana distancia y el uso de gel antibacterial.

“Estamos tomando estas medidas para reducir los contagios y equilibrar la curva  que está creciendo y que ha incrementado la hospitalización de personas contagiadas, que hasta el día de ayer sumaban 97 hospitalizados, 16 de ellos intubados, todos ellos como resultado de las euniones que se llevaron a resultaron infectados durante las fiestas decembrinas que dejaron un saldo negativo.

Ante esta situación que no solo pone en riesgo la economía de la región sino el peligro de muerte a la sociedad, las autoridades hicieron el llamado a los ciudadanos para que tomen conciencia, “Ya pasaron las fiestas de navidad, de año nuevo y de reyes, es decir se terminaron las pachangas y que ahora lo que hay que hacer es dedicarnos a cuidarnos y a ser más consientes”.