Los departamentos de limpieza y Control Animal, han reforzado la cruzada contra el dengue, zika y chinkugunya, en apoyo a la secretaría de salud, para evitar que los habitantes de Monclova sean infectados por el dengue hemorrágico; las instrucciones del alcalde Alfredo Paredes, son las de apoyar a la secretaría de salud en la fumigación de colonias, mientras el departamento de limpieza lleva a cabo la descacharrización.

Sobre el tema, Mario Villarreal comentó que la campaña de descacharrización se lleva a cabo en todo el municipio, con el fin de eliminar los criaderos de larvas que se forman en objetos inservibles, como botes de lámina, tinas, llantas muebles y otros objetos que solo acumulan el agua de las lluvias o cuando riegan, convirtiéndose en criaderos de sancudos, de donde puede surgir el conocido dengue.

Cuando el Aedes aegypti infecta a una persona, esta comienza a presentar una serie de síntomas como fiebre alta, erupciones en la piel, dolor muscular y articular, que a la postre da paso lo que se conoce como fiebre hemorrágica, debido a que se presenta sangrado intenso, provocando un rápido descenso en la presión arterial, que no pocas veces termina con la vida del paciente.

Por eso la importancia de que los colonos colaboren con la descacharrización, porque de esta forma estarán protegiendo a sus familias y vecinos de un posible brote de dengue, señaló Mario Villarreal.

Por su parte Martín Gómez, director del departamento de Protección Animal, dijo que esta semana se fumigó en las colonias, San Miguel, Pípila, La Rivera y 23 de Abril, luego de ser reportados algunos casos positivos de dengue.

Recordó que diariamente se preparan para dar el apoyo a la jurisdicción cuarta en sus actividades de fumigación, para abatir al mosquito y proteger a la ciudadanía evitando que también vaya a infectar a alguien que está padeciendo de influenza o peor aún, que sea un caso positivo de Covid.

Es por esa razón que se trabaja hasta en día domingo, para atender las peticiones de los ciudadanos cuando necesitan que se fumigue en los sectores donde viven para evitar el riesgo del dengue hemorrágico.