El gran acervo histórico que posee el museo “El Polvorín de Monclova”, lo llevó a participar en un programa nacional denominado 101 museos, cuyo propósito es informar a los ciudadanos de todo el país, los museos que existen en cada estado y en cada ciudad, exaltando principalmente los pasajes históricos en los que hayan participado, ya sean del movimiento de Independencia o de la Revolución Mexicana.

Dinora González Ortiz, coordinadora del Museo el Polvorín, señaló que en el caso de Monclova, el museo el Polvorín cuenta con muchos vestigios de los movimientos armados de la Revolución y del movimiento de Independencia, que definieron el rumbo del país.

Parte de los vestigios con los que cuenta el Museo el Polvorín, es el tronco donde fue atado el cura Miguel Hidalgo, uno de los principales insurgentes, que tras ser capturado en Acatita de Bajan, fue trasladado a esta ciudad.

El tronco perteneciente a un árbol que originalmente se encontraba frente de lo que hoy es el Museo Coahuila y Texas, donde se mantuvo preso a Miguel Hidalgo, junto a otros insurgentes, es solo una parte de la inmensa historia que guarda el museo el Polvorín, que como edificio tiene su propia historia, pues fue garita, hospital de sangre y hospital de cruz roja, hasta que fue convertido en museo en 1977.

Es por su importante contenido que el Museo el Polvorín fue tomado en cuenta para participar dentro del programa de 101 museos, para su promoción a nivel nacional, con el objetivo de promover el desarrollo de museos abiertos al público, en todas las áreas temáticas vinculadas con la naturaleza y la cultura, además de promover la participación de la comunidad, para el fortalecimiento de la conciencia cultural a través de los recintos históricos.

Desafortunadamente el proyecto está detenido por causas de la pandemia, pero lo importante es que ha sido considerado como uno de los museos más importantes, por su estrecha relación muy directa con los hechos históricos, que hoy mantienen a un México Libre y Soberano.