A pesar que los panteones municipales Guadalupe y Sagrado Corazón, abrieron sus puertas al público hace algunas semanas, se han creado protocolos para los servicios funerarios de personas fallecidas por causas ajenas al Covid, y para aquellas que fallecieron a causa del virus, informó el director de los camposantos, José González Ortiz.

Dijo que los decesos que se registran en Monclova como en cualquier otra parte del país, se presentan por diversas razones; estas pueden ser, por paros cardiacos, avanzada, infartos, accidentes, suicidios y por Covid, entre muchas otras, y diariamente se atienden servicios funerarios de personas que murieron por alguna de las causas ya mencionadas y dependiendo de la causa de la muerte es el protocolo que se aplica.

Detalló que cuando una persona pierde la vida por causas distintas al Covid, se permite el ingreso al panteón de hasta 20 personas para que despidan a su familiar, incluso se permite abrir el ataúd, para que puedan verlo por última vez antes de sepultarlo.

“Esto no sucede con los fallecidos por covid, donde solo se permite un máximo de 10 familiares que deberán mantenerse a distancia del ataúd y de ninguna forma está permitido que se abra el féretro, precisamente para evitar el riesgo de contagio”, comentó el funcionario.

El responsable de los panteones municipales, informó que la indicación del alcalde Alfredo Paredes López, es que haya un estricto control en los procedimientos que se aplican en los servicios fúnebres, principalmente en aquellos casos cuando el deceso haya sido a causa del Coronavirus, pues un descuido podría generar un contagio masivo, y eso es lo que se busca evitar.