La Policía Rosa, de Seguridad Pública Municipal, visita diariamente un promedio de 80 domicilios, para asegurarse que se cumplan las órdenes de restricción emitidas en contra de familiares agresores, el propósito es evitar que se abuse de los más vulnerables como es el caso de las mujeres y niños.

El director de Seguridad Pública en esta ciudad, Fernando Adrián Olivas Jurado, comentó que la intención del alcalde Alfredo Paredes López, es garantizar la paz y tranquilidad de quienes han sufrido abusos físicos, así como maltrato psicológico, por parte de las parejas sentimentales, padrastros, u otro familiar.

La intención al hacer el recorrido de supervisión por parte de la Policía Rosa, es evitar que las personas que tengan en su contra una orden de restricción, se acerquen a sus familiares para agredirlos, son muchas las familias que pasan por momentos difíciles donde la violencia ha sido el común denominador, debiendo los elementos de la Policía Rosa, estar atentos a cualquier llamado de auxilio.

Olivas Jurado, explicó que gracias a la presencia policiaca que se ha implementado en torno a los domicilios donde viven los afectados, no se ha registrado detenciones por violar la orden de restricción, aunque los elementos si han actuado para evitar que se consuman agresiones.