La dirigente de la Unión de comerciantes ambulantes A.C y diputada federal Melba Farías, se reunió con el alcalde Alfredo Paredes López, para llegar a un acuerdo en cuanto al funcionamiento de las pulgas en Monclova, donde participan cerca de 400 comerciantes.

Lo anterior tras señalar la líder, que esa es la única forma que tienen los comerciantes de llevar el sustento a sus hogares, por lo que se llegó al acuerdo que no podrá trabajar el cien por ciento de los pulgueros los días en que se lleva a cabo la venta en las pulgas, sino que solo el 33 por ciento de ellos podrán hacerlo en cada día de venta.

De esta forma quedó establecido que  el 33 por ciento que representa 100 comerciantes, trabajaran un día, el otro 33 por ciento otro día y el restante 33 por ciento trabajará en otro día, es decir que en Monclova los días de venta de pulga son los sábados y domingos en hipódromo y praderas y los viernes en la Miravalle, en cada una de estas pulgas solo trabajaran una parte del total de los comerciantes.

Serán los departamentos de inspectores, y seguridad pública junto con los representantes de los comerciantes, quienes formaran los grupos y designaran los días en que deberán vender sus productos, estableciendo que entre puesto y puesto, deberá haber una distancia de tres metros y que trabajaran de esta manera las semanas que sean necesarias dependiendo de cómo se extienda la contingencia.