El departamento de Ecología Municipal, atendió la denuncia anónima, donde se reportó a un comerciante que tiró en cantidades exageradas de producto caducado, mismo que ocupó el espacio de tres contendores, en la Colonia Miravalle a un costado del Hospital Amparo Pape.

Gerardo Flores jefe del departamento, señaló que la queja del vecino fue en el sentido que los tres contendores asignados al bulevar Miravalle, entre Valle Seco y Valle del Álamo, estaban llenos con frituras echadas a perder, dejando sin espacio a los habitantes del sector, para depositar su basura.

Las primeras investigaciones apuntaron al negocio de “Frituras Rendón” que tiene su domicilio en la Calle Colombia número 516 de la Colonia Guadalupe, a donde los elementos de ecología se dirigieron para hacer las investigaciones correspondientes, y aplicar la sanción que podría ser de 20 a 100 salarios mínimos, que representa de mil 700 a ocho mil pesos.

El funcionario municipal a cargo, hizo un llamado a los comerciantes para que eviten caer en este tipo de faltas y contraten el servicio privado de recolección de basura; dijo que esta semana inició el programa “Limpiando Ando” donde se vigilará con lupa a los comerciantes y aquellos que sean sorprendidos en infracción, serán sancionados.

Finalmente recordó a la ciudadanía que el número telefónico donde pueden reportar a comerciantes y ciudadanos que caigan en este tipo de abusos, es el 635 08 08, a donde el Departamento de Ecología acudirá de inmediato para ubicar a los infractores.