Saldo blanco fue el que se registró durante el festejo en el monumento a Carranza, por parte de los aficionados y seguidores de los acereros de Monclova, luego que estos obtuvieran el título de campeones de la liga mexicana de béisbol.

El alcalde informó que para evitar cualquier tipo de accidente o contingencia, se llevó a cabo un operativo que fue reforzado con el apoyo de un helicóptero del Gobierno del estado, para patrullar las calles aledañas al estadio Monclova, y posteriormente en el área que comprende el monumento a Carranza.

En este operativo participaron elementos de protección civil, seguridad pública y fuerza Coahuila, que contribuyeran a que el festejo fuera cien por ciento sano y sobre todo familiar, evitando se presentara cualquier tipo de exceso, que pudiera poner en riesgo a los ciudadanos.

La intención fue en el sentido que todos los que acudieron a festejar el histórico triunfo acerero, regresaran a sus hogares sanos y salvos, cumpliéndose este objetivo, reconociendo el jefe de la comuna, el buen comportamiento de los ciudadanos.