Los reportes ciudadanos permitieron la clausura de dos negocios, que por su actividad se habían convertido en peligrosos focos de infección para los vecinos de las colonias en las que están ubicadas, y donde la salud de los habitantes estaba en riesgo.

El jefe del departamento de ecología Gerardo Flores, indicó que el primer negocio clausurado fue u taller de tráileres o tracto camiones, que además de prestar el servicio mecánico, se habían dedicado a acumular una enorme cantidad de llantas, hecho que fue la causa de la queja de los vecinos.

“No se vale que ahora que estamos en la limpieza de todo Monclova, un negocio como este nos ponga un foco de infección” la acción aplicada por el personal de ecología, fue la clausura del lugar, y el compromiso por parte del propietario de deshacerse de las llantas más el pago de cinco mil 800 pesos.

Por su parte el otro negocio clausurado es el de la dueña de la frutería La Hacienda, y quien dijo solo llamarse Mayra, tenía en la colonia Calderón un predio donde acumulaba todo tipo de basura, entre cartones, rejas y otros empaques de mercancía, generando malos olores y la presencia de animales que invadían los domicilios cercanos.

La acción por parte del personal de ecología fue la misma que usaron con el propietario del taller, pues se llevó a cabo la clausura, quince días para que retire la basura y la multa también fue de cinco mil 800 pesos.