Ante las continuas quejas en contra de vecinos ruidosos, los departamentos de ecología y seguridad pública y de protección civil, salieron a las calles para dar trámite a la serie de quejas en contra de vecinos y algunos negocios que alteran la tranquilidad de los vecinos con el alto volumen de sus equipos de sonido.

Gerardo Flores, coordinador  operativo del departamento de ecología, señaló que   en las últimas semanas se han recibido una cantidad considerable de denuncias ciudadanas, motivo por el cual se desplazaron a varios sectores con el objetivo de hacer entrega de la notificación correspondiente a los denunciados, para que se abstengan de seguir alterando la tranquilidad de los vecinos.

Entre los denunciados se encuentra un vecino de la colonia El Campanario, otro más de la calle Garita en la zona centro y el bar la coqueta ubicado en la colonia el Pueblo.

Por su parte el alcalde, ingeniero Alfredo Paredes López, dijo estar muy atento a este tipo de problemática y la instrucción es que se atienda lo antes posible, pero principalmente que se busquen los mecanismos que eviten que los infractores continúen utilizando los equipos de sonido con altos decibles de volumen.

El jefe de la comuna dijo que en Monclova se debe respetar el espacio de cada ciudadano porque, «El derecho de escuchar música termina donde comienza el de los demás, que buscan la tranquilidad de su hogar”.

Explicó que no hay problema en que todos escuchen la música de su predilección, pero hay que hacerlo en la tranquilidad de su hogar, a un volumen moderado, y con esto se logrará que Monclova sea una ciudad donde el respeto entre los ciudadanos, sea lo que nos distinga de los demás.